REDU-FUT. Más allá del petróleo

Un estudio de la relación entre la forma urbana y el transporte en dos ciudades del Ecuador. 2017-2019

Proyecto aprobado dentro del II Concurso de Proyectos de Investigación – REDU, conjuntamente con la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO). Dirigido por el Grupo de Investigación LlactaLAB-Ciudades Sustentables.

El proyecto tiene por objetivo diagnosticar la relación entre forma urbana y transporte en Quito y Cuenca para proponer criterios de planificación urbana sostenible con el objeto de disminuir la demanda de viajes, aumentar la eficiencia de los actuales modos de transporte y orientar política pública encaminada a fomentar la implementación de sistemas más eficientes de transporte.

En los últimos años se ha dado atención a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático, sin reconocer la importancia que tienen la forma urbana y los medios de transporte utilizados. El concepto de ciudad compacta, que incrementa la densidad de población en el área de influencia de los sistemas de transporte masivo, se relaciona directamente con la reducción, tanto del uso del vehículo privado como medio de transporte, como del consumo de energía por el uso de combustibles fósiles, lo cual genera beneficios sociales, ambientales y económicos en las ciudades. Por su parte, las ciudades del Ecuador, particularmente Quito y Cuenca, presentan procesos de dispersión fruto de su propio crecimiento desconectado de los centros urbanos, lo cual se evidencia en el alto índice de uso del vehículo privado per cápita e implica un elevado consumo de energía fósil y contaminación ambiental.

Es fundamental empezar a reflexionar, desde lo local, la relación sistémica entre forma urbana, medios de transporte, innovación tecnológica, energías alternativas y desarrollo socio-económico en las ciudades del Ecuador y así aportar a la generación de políticas públicas que promuevan la construcción de ciudades más sostenibles. Desde este punto de vista, el proyecto propone explorar la posibilidad de satisfacer la demanda de transporte en las dos ciudades a través de vehículos eléctricos alimentados por fuentes de energía renovable ubicadas dentro de los límites urbanos. Este objetivo se inserta dentro de la propuesta de construir ciudades resilientes, donde a través de su propia planificación pueden llegar a lograr cierto grado de autosuficiencia. Una de las estrategias propuestas se orienta a estudiar la manera en que los proyectos de energía renovable podrían ser localizados para fomentar el desarrollo socio-económico de zonas urbanas deprimidas.

Para esto, el proyecto propone trabajar con metodologías en donde se explore la forma urbana y su relación con la movilidad sostenible, así como la posibilidad de implementar tecnologías de movilidad basadas en energías renovables para fomentar la eficiencia energética urbana. Los resultados servirán como base para la definición de políticas públicas y la toma de decisiones, tanto en la planificación de la ciudad como de las redes de transporte en Quito y Cuenca.

También se explorarán enfoques teóricos como el “metabolismo urbano circular” y el “community-based energy” los cuales, desde una perspectiva integral, proponen que zonas económicamente deprimidas puedan aprovechar la provisión de servicios de generación de energía y configurar un mecanismo que fomente el desarrollo social y económico de estas comunidades.

Como resultados relevantes de esta investigación se esperan obtener: una geodatabase con la evaluación de la forma urbana de las dos ciudades y su relación con la demanda de viajes y modos de transporte; criterios de planificación urbana sostenible con el objeto de disminuir la demanda de viajes y promover el uso de modos más eficientes de transporte; la estimación del consumo energético generado por el uso de combustibles fósiles en el sector transporte en Quito y Cuenca y la potencial sustitución por energía eléctrica generada con fuentes renovables; análisis de las tecnologías de movilidad eléctrica para ser aplicadas en las dos ciudades; generación de Indicadores de Vulnerabilidad con sus respectivas líneas base, para la selección adecuada de las comunidades urbanas a ser investigadas; una geodatabase con las zonas de las dos ciudades donde se podrían instalar sistemas de generación distribuida para alimentar a los vehículos eléctricos con energía renovable; y, un análisis de escenarios bajo los cuales la generación distribuida puede aportar al desarrollo socio-económico de las ciudades y en particular de sus zonas marginales.

En el ámbito científico, el proyecto tendrá alto impacto al contemplar aspectos de orden técnico, pedagógico y de innovación. Se espera tener al menos tres publicaciones científicas, dos disertaciones en la REDU, cuatro proyectos de Titulación (Pregrado) y tres tesis de Grado (Postgrado).